Piden desafuero de Cristina K; hay nuevos detenidos por complicidad con Irán

El juez federal Claudio Bonadio procesó y pidió el desafuero para detener a la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner en el marco de la causa que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

cristina desafueros.jpg

Según indicaron fuentes judiciales, Bonadio dictó el procesamiento y pidió el desafuero de la ex presidenta porque consideró que debido a sus contactos "puede entorpecer la causa" que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

En octubre, tras su última declaración en Comodoro Py, Cristina culpó al Gobierno por llevar adelante una persecución política en contra de la oposición. "Es un gran disparate jurídico", indicó la senadora electa por la provincia de Buenos Aires y agregó: "Creo que lo más importante que tengo para decirles es que la única traición a la patria es utilizar a un Poder Judicial para perseguir a los opositores".

"Quieren un Parlamento sumiso, quieren que voten los que ellos quieren. Pero conmigo no lo van a lograr", dijo la ex mandataria, quien habló desde un gazebo azul instalado a metros de los tribunales y agradeció a la militancia que la fue a apoyar. Cristina indicó que "el objetivo de la persecución es atemorizar a los dirigentes de la oposición para hacerla callar en el Parlamento".

La causa contra la ex presidenta se centra en el intento de favorecer a ex funcionarios del gobierno de Irán para buscar la impunidad de un ataque terrorista.

La causa se reactivó luego de conocerse una conversación del ex canciller Héctor Timerman con un directivo de la AMIA, en la que el entonces funcionario habría revelado que el gobierno kirchnerista conocía la presunta responsabilidad del régimen iraní en el atentado.

La figura penal de traición a la patria tiene una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de 25 años o reclusión perpetua

El fallecido fiscal Alberto Nisman acusó a la expresidenta de encubrimiento del atentado a la AMIA.

TIMERMAN, D'ELÍA, YUSSUF, ZANINNI Y ESTECHE

A un mes de que Cristina Kirchner declarara en la causa, el juez Bonadio pidió su procesamiento

El caso pasa ahora a manos del Senado.

La noticia se conoce cuando ya están detenidos otros acusados de la causa: el ex secretario Carlos Zannini, el ex piquetero Luis D'Elía, el ex líder de Quebracho Fernando Esteche y el dirigente de origen libanés Jorge "Yussuf" Khalil.

Las escuchas telefónicas entre D'Elía y Khalil son parte de las pruebas de la causa y la demostración de que hubo una "diplomacia paralela" entre el gobierno peronista y la representación oficial de Irán en Argentina. Las conversaciones se produjeron en noviembre del año 2012, antes de la firma del Memorándum entre la Argentina e Irán.

Ahora Bonadio también procesó al ex canciller Héctor Timerman, quien habría sellado el pacto secreto en un viaje extraoficial a la ciudad de Aleppo, en Siria. Según informó en su momento el fallecido periodista Pepe Eliaschev en Perfil, el acuerdo incluía ventajas económicas para Argentina a cambio del silencio gubernamental y la eliminación de alertas policiales internacionales para funcionarios diplomáticos iraníes.

Para la Justicia la principal responsabilidad del "accionar criminal denunciado" recae sobre Cristina Kirchner, pero alcanza a sus principales funcionarios de entonces: Zannini, Parrilli, la ex Procuradora del Tesoro Abbona, Timerman, Juan Mena y Andrés, Larroque, entre otros.

Pero además, este "plan denunciado" contó con "canales paralelos de comunicación y negociación, no oficiales", como "vías concretas, eficientes y confiables para avanzar con el objetivo criminal planeado".

En esta instancia, se incluyó a "un grupo de individuos estrechamente vinculado con funcionarios y ex funcionarios de los gobiernos involucrados", que desde la informalidad, "contribuyeron estratégica y sustancialmente con las acciones necesarias para la concreción del plan".

 

 

Fuente: Subrayado