Sindicato condena fallo judicial que obliga a pasar de grado a una escolar.

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza Privada respalda a la maestra y el colegio ante el fallo de la Justicia que los obliga a pasar de grado a una estudiante que había quedado repetidora.

 

Para el secretario general del sindicato, Sergio Sommaruga, el fallo del juez se extralimita y es contradictorio con la libertad de cátedra y la autonomía técnica del docente, explicó.

“Que la familia haya pensado que recurrir a la Justicia era una forma de proteger los derechos de la niña con respecto a un fallo de repetición nos deja verdaderamente asombrados”, sostuvo, y añadió que es a todas luces “lesivo” para la menor.

Añadió que la maestra basó su decisión tras hablar con la maestra del grado anterior, con la psicopedagoga, y luego de realizar un análisis pormenorizado de la estudiante. A esto contrapone la medida del juez, que falló sin considerar pericias psicotécnicas. 

“La repetición es un instrumento pedagógico, hay que tratar de utilizarlo lo menos posible, pero cuando se utiliza es porque se considera que el proceso de aprendizaje requiere un reforzamiento para que haya ganancia cognitiva, actitudinal y emocional en el niño o en la niña”, explicó Sommaruga.

El respaldo del sindicato al colegio se sustentó en que priorizaron los aspectos pedagógicos al clentelismo de “pago la cuota y mando”.

Fuente: Subrayado