Advierten desvío de fondos en Artigas

El diputado del Partido Nacional Martín Lema advierte sobre una posible trasposición de fondos en el Hospital de Artigas, como ocurrió en el de Rivera.

En un pedido de informes que el legislador presentó esta semana a ASSE, Lema señala que en el Hospital de Artigas se registró un incremento en el monto ejecutado en el rubro “Otros servicios médicos”. Por ejemplo el gasto pasó de $ 19 millones en 2012 a $ 44 millones en 2017.

Por otro lado, constató en el Sistema Integrado de Información Fonanciera (SIIF) que en el centro “en 2011 se ejecutó un total de $ 6.297.632, mientras que en el año 2016 un total de $ 29.543.498, en el año 2017 $ 29.904.122, y en el año 2018 a la fecha $ 21.003.867" para la contratación de recursos para CTI.

En una resolución de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) a la que accedió el diputado, se indica que existe un convenio desde 2016 entre ASSE y una mutualista local.

En una anterior respuesta del organismo a otro pedido de informes del legislador, ASSE explicó que "el incremento del año 2016 respecto de los anteriores se debe a contrataciones de CTI pediátrico y Neonatal de usuarios de Bella Unión y que el CTI de Salto permaneció cerrado por tiempos prolongado".

La sospecha del diputado parte de la exposición que hizo el propio contador delegado regional en la comisión investigadora de ASSE en el Parlamento, que informó que en Artigas y en Paso de los Toros, en Tacuarembó, podrían ocurrir casos como el ya constatado en el Hospital de Rivera por el que resultó cesado de su cargo, su director, el exdiputado comunista Andrés Toriani y el subdirector Víctor Recchi por desviar fondos.

ASSE admitió "presuntas irregularidades administrativas" en la contratación de servicios, para el pago de salarios de más de 60 médicos. Toriani utilizó fondos de un rubro no destinado para ello, situación observada por el TCR.

La entonces presidenta de ASSE, Susana Muñiz, de filiación comunista al igual que Toriani, respaldó su continuación en el directorio pero finalmente no pudo evitar la salida luego de que el propio presidente Tabaré Vázquez pidiera adoptar una medida urgente.

El caso se encuentra en la Justicia Penal y es una de las denuncias que la oposición ya derivó a la Justicia tras la comisión investigadora parlamentaria que tuvo un año de actuación.

 

 

Fuente: El Pais