Frente Amplio votó ley de financiamiento en comisión

Con los votos únicamente del Frente Amplio se aprobó en comisión de Diputados el proyecto de ley que regula el financiamiento de los partidos políticos y las campañas electorales.

El texto –que elimina las donaciones anónimas, prohíbe los aportes de empresas, fija topes a las autodonaciones y establece un reparto de publicidad gratuita en televisión– se votó tal cual vino del Senado hace ya un año, pese a los cuestionamientos de la oposición a varios artículos.

El diputado Carlos Varela, de Asamblea Uruguay, explicó ante la comisión que el Frente había tomado la “decisión política” de aprobar ahora el proyecto, dejando abierta la posibilidad de “perfeccionar” ciertos puntos de acá a su votación en sala.

“Se votó igual que el Senado con el compromiso de seguir debatiendo posibles modificaciones. Hay algunas propuestas de la oposición que son atendibles y es probable que las llevemos”, dijo Varela a El Observador.

La comisión especial que tenía a estudio el proyecto resolvió además solicitar una prórroga de un mes para la entrega de los informes finales. “Nos parecía que el plazo era prudencial para aprobar el proyecto, con la decisión política de encontrar algún camino de acuerdo para el perfeccionamiento de artículos que ya se votaron”, sostuvo el diputado astorista.

Los partidos de la oposición son contrarios a prohibir los aportes de empresas, bajo el argumento de que eso puede tener efectos contrarios a la mayor transparencia, que es el fin último de la ley.

Además, se oponen al mecanismo de reparto de minutos gratis en televisión, que fija una franja de 10 minutos por hora –entre las 18 y las 23– y los reparte 45% en forma igualitaria para todos los partidos con representación parlamentaria, 50% en forma proporcional a los votos obtenidos en la última elección, y 5% para los nuevos partidos.

El proyecto habilita la publicidad electoral a 10 días de las internas y a 30 días de las nacionales, un lapso que la oposición estima como demasiado corto. Otra crítica que realiza la oposición es que la Corte Electoral ya alertó que no está en condiciones de llevar el control de la nueva normativa, dado que cuenta con solo tres contadores, según señaló la delegación del organismo en su comparecencia ante la comisión.

Además, desde el propio Frente Amplio se reconoce que el texto no contempla las nuevas formas de comunicación en redes digitales.

Varela dijo que la idea del oficialismo es aprobar el proyecto antes de fin de año. A partir de ahora, el Frente Amplio iniciará un proceso de intercambio entre la bancada del Senado y la de Diputados para definir qué modificaciones está dispuesto a aceptar.

“Intentaremos hacerlo a través de una comisión bicameral, porque en caso de hacer cambios tendría que tener el visto bueno del Senado. Además vamos a estar en contacto con la oposición para acordar los cambios previo a la votación en sala”, dijo Varela.

El diputado colorado Conrado Rodríguez afirmó que la oposición pidió extender el plazo de la comisión antes de someter a votación el proyecto, pero no contó con el apoyo del oficialismo.

“A nuestro juicio es un proyecto que tiene muchas imperfecciones. Lo han dicho casi todos los expertos que han venido a comisión y hay cosas que hasta la bancada oficialista sabe que no están claras”, señaló.

Si bien reconoció que el Frente Amplio dejó abierta la posibilidad de incluir cambios, Rodríguez es escéptico de que eso suceda efectivamente. “Deseábamos lograr un consenso mayor sobre un tema que va a tener sus efectos sobre todos los partidos y la democracia”, manifestó.

 

 

Fuente: El Observador